La empresa Centro de Formación Transportistas La Guagua S.L., fiel a los valores que siempre la han caracterizado, celebró, el 1 de julio de 2014, en colaboración conAutoescuelas Carmelo e Hijos S.L., las Jornadas de Coordinación sobre medidas de Igualdad. Ambas empresas formaban parte de la red ECT de autoescuelas que, dentro de su compromiso con la responsabilidad social y medioambiental, pone especial atención a la igualdad de trato y la conciliación de la vida laboral.  Como resultado de esas Jornadas ambas empresas se comprometieron a establecer varias medidas cuyo objetivo común sería reforzar el compromiso de hecho con la igualdad que desde hace años caracteriza a La Guagua.

¡Que llegan las "guagüeras"!Ya en 1993, La Guagua fue la primera autoescuela de España que celebró cursos dirigidos exclusivamente a mujeres para la obtención de los carnets de clase C y D, que capacitaron a sus alumnas para conducir, respectivamente, camiones en general (en el caso del C) y toda clase de guaguas (con el D). Hasta aquel momento, sólo el 3% de las licencias de clase D de todo el país eran propiedad de mujeres.

Aquella experiencia pionera, organizada por el ICFEM (Instituto Canario de Formación y Empleo) tuvo lugar en las instalaciones de la Autoescuela La Guagua en Santa María del Mar, con la participación de 17 y 15  mujeres, con una edad media de 30 años y procedentes de municipios de toda la isla. Los cursos comenzaron en mayo de 1993, tuvieron una duración de 250 horas distribuidas en 45 días, y fueron impartidos por tres profesores.

Tal y como recogió la prensa de aquellos días, tanto la valoración que hicieron los profesores y el responsable de la autoescuela como las opiniones de las alumnas fueron muy positivas. Los profesores resaltaron la facilidad y la rapidez con las que las alumnas asimilaban sus conocimientos prácticos y teóricos, en comparación con el alumnado masculino habitual. Las alumnas, por su parte, destacaron la ilusión que les hacía saberse pioneras, la satisfacción que les producía la consecución de sus objetivos y, especialmente, el buen clima que se había creado en el grupo, libre de rivalidades y del que surgieron iniciativas tales como la creación de un grupo de atletismo o la organización de reuniones de ocio periódicas. Una de las alumnas expresó que le había gustado tanto el curso que había decidido formarse como profesora de autoescuela para poder transmitir sus conocimientos y su ilusión a otras personas.

Por otra parte, esta iniciativa abrió puertas en el terreno laboral que, hasta entonces, no solían contar con mujeres. Varias empresas de transporte, tanto público como privado, se interesaron por las alumnas y no solo quisieron conocerlas sino que, además, les ofrecieron contratos de trabajo. Por ejemplo: Titsa, que en aquel entonces ya tenía entre sus metas la paridad, contrató a muchas de ellas, y algunas empresas de transporte escolar también expresaron su preferencia por la contratación de mujeres, ya que consideraban que podrían ofrecer mejor trato a menores. A partir de entonces, La Guagua continuó ofreciendo a las mujeres cursos de conducción que, hasta aquel momento, solían estar ocupados solo por hombres.

Colaboración para la Igualdad.

A lo largo de todos estos años, La Guagua se ha caracterizado por su interés en la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, ya sean parte del alumnado o del personal de la empresa. Por este motivo, tanto en la selección de personal como de alumnado, colabora con entidades que aplican políticas destinadas a favorecer igualdad, la formación e inserción laboral de mujeres que pertenezcan a colectivos con especiales dificultades de inserción. Además, incluye en sus cursos módulos transversales de sensibilización en igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, con la finalidad de participar en la concienciación de la sociedad en perspectiva de género.